jueves, 21 de abril de 2011

PMP. RETOS LÓGICOS

Cuando hace unos tres años y medio comenzó la irregular andadura de este blog, teníamos muy claro que uno de nuestros objetivos es que sirviera para dar a conocer la gran cantidad de pasatiempos de contenidos o procedimientos matemáticos que existen. Pensamos que en los pasatiempos hay un poderoso recurso para trabajar las matemáticas desde una perspectiva más lúdica aunque no por eso menos rigurosa.

Queríamos que este blog sirviera como foro de intercambio de pasatiempos entre nuestros lectores, especialmente de aquellos que nos leen desde fuera de nuestro país. Hasta el momento no hemos tenido suerte ya que la retroalimentación de contenidos solo ha funcionado en un sentido, pero no perdemos la esperanza de que algunos lectores nos envíen ejemplos de pasatiempos de sus regiones o países que puedan enriquecernos a todos.

Con esa idea presentamos hoy esta entrada en la que vamos a presentar una serie de pasatiempos con los que nos encontramos casi a diario pero quizás no tan habituales en otros lugares.

Desde que comenzaron a aparecer los periódicos gratuitos en nuestro país, han estado acompañados de pasatiempos que, en la mayoría de los casos, se reducían a sudokus de mayor o menor dificultad. Suponemos que debe ser un tipo de pasatiempo con un gran número de fieles cuando siguen con la misma pujanza que el primer día. Sin embargo, en los últimos meses, el periódico gratuito ADN ha comenzado a incluir en sus páginas una serie de pasatiempos lógicos que nos parecen interesantes y a ellos hemos querido dedicar esta entrada.

Los dos primeros que presentamos consisten en colocar elementos en un recuadro conociendo el número de elementos que hay en cada fila o columna o alrededor de un elemento fijo.

El primero apareció el 21 de Marzo del 2011.


Como se puede apreciar en las imágenes, en todos ellos aparece un ejemplo de qué es lo que se pretende conseguir.

En ambos casos los elementos que se señalan deben estar alrededor de los indicadores, en el primero junto a los círculos y en el segundo junto a las casillas que indican el número de luces. Éste apareció el 28 de Marzo de 2011.


Este segundo ejemplo es similar a otro que incluimos en una de nuestras últimas entregas llamado Castillograma y que había aparecido en el suplemento infantil de El País.

El último que incluimos hoy cambia un poco el proceso anterior. En él hay que dividir el cuadrado en poliminós de forma que los cuadros que lo formen estén rellenos con la cantidad de cuadros que forman esos poliminós. Pueden encontrarse desde piezas formadas por un cuadro hasta formados por seis o siete. En cierta forma lo que se pide es trazar las divisiones que rodean a cada figura, un poco como se hacía en otro de los pasatiempos incluido en la entrada que comentamos antes y que se llama El Corral.


Con esta entrada, y en el último día, queremos que este blog participe en la Edición 2.3 del Carnaval de Matemáticas cuyo anfitrión en esta edición es el blog Los Matemáticos no son gente seria.